La historia de Halloween

La historia de Halloween

Mucha gente cree que Halloween proviene de Norteamérica pero nada más lejos de la realidad, esta fiesta tiene origen celta y existe desde hace 6000 años.

Se celebraba a finales de octubre para celebrar el final de la cosecha y marcar el final del verano y el inicio de los días cortos y oscuros. Los celtas llamaban a esta festividad Samhain, que etimológicamente significaba “el final del verano”, durante esta celebración se despedían de Lugh, el dios del sol.

Se celebraba el 31 de octubre porque se creía que ese día los límites entre vivos y muertos estaban más borrosos. Durante esta noche los celtas se disfrazaban y usaban mascaras para ahuyentar a los espíritus y para que estos no les reconocieran como humanos, de ahí se quedó la tradición de disfrazarse.

Esta festividad fue pasando de pueblo en pueblo y más adelante de país en país. Llegó a Reino Unido donde se le empezó a llamar “All Hallowa Eve” que se traduce como víspera de todos los santos. El salto que llevó esta fiesta a Estados Unidos fue la Gran Hambruna de Irlanda, cuando más de un millón de personas emigró a Estados Unidos, llevando consigo su historia y tradiciones, es ahí cuando empiezan las menciones a Halloween.

Uno de los hábitos más característicos de Halloween es que los niños vayan casa por casa pidiendo caramelos, esto llega desde los inicios de esta festividad donde los niños iban por las casas cantando rimas o rezando por las almas de los muertos.

Otra de las tradiciones más famosas de Halloween es la talla de calabazas, esto proviene de que en Estados Unidos la agricultura era una parte fundamental de la vida y para proteger los cultivos se ponían espantapájaros en los que las cabezas eran calabazas que a menudo se decoraban con ojos y boca, como en la actualidad.

Cerrar menú
×
×

Carrito